Información General

Nuestra geografía de montañas, llanuras, ríos y más: Costa Rica es un país pequeño en territorio, es el segundo país más chico de América Central, después de El Salvador. La estratégica ubicación geográfica en el llamado Istmo Centroamericano –esta franja de tierra bañada por el Océano Pacífico y el Mar Caribe y puente entre dos Américas– le permite albergar en su territorio las más variadas y exóticas especies de flora y fauna provenientes tanto del Norte como del Sur. Esta característica también ha marcado la cultura: en el pasado, el norte fue de influencia mesoamericana y el sur de influencia chibcha. Esta posición privilegiada de Costa Rica, en un área intermedia, la convierte en una tierra de contrastes, de encuentros, mezclas y variedad, tanto genética como cultural.

Atravesando el país hay una cordillera montañosa con un corte que es el Valle Central o Meseta Central, donde se localiza la capital San José. Las montañas al norte del Valle Central son una cadena de volcanes activos e inactivos, de modo que el suelo de la Meseta Central está compuesto de materia volcánica rica y fértil. Las laderas de las montañas están cultivadas pero tienen también muchas poblaciones. La cadena montañosa de Talamanca atraviesa el sur del país y aquí se encuentran los picos más altos. Las laderas montañosas se precipitan hacia el Pacífico y la tierra está dividida por numerosos ríos. La costa pacífica tiene múltiples bahías, golfos e islas y mide más de 1.000 Kms de largo. La costa Atlántica tiene más de 230 Kms de longitud y su puerto principal es Moín, en la provincia de Limón. Al norte de esta ciudad es que encontramos la red de canales navegables de Parismina, Tortuguero y Barra del Colorado, atravesando la densa selva hasta llegar a la frontera con Nicaragua.

Población: La población es de unos 5 millones de habitantes y más de la mitad vive en el Valle Central (el corazón del país). La gran mayoría es de sangre mestiza. Sin embargo, hablar de la población costarricense es referirse a un mosaico de culturas que convergen e interactúan en un pequeño espacio. Son de especial interés los grupos étnicos conformados por indígenas, afrocaribeños y chinos. Existe también una fuerte migración de nicaragüenses y colombianos hacia Costa Rica; los primeros tras mejores oportunidades laborales y los segundos en búsqueda de refugio por la delicada situación política de su país.

La gente de Costa Rica es el principal atractivo y por qué no, la clave del éxito en el difícil y variable mundo del turismo. De acuerdo a encuestas aplicadas a la salida de viajeros en el aeropuerto, es este factor diferenciador por el que se deciden a la hora de hacer un balance de lo mejor de su experiencia por el país y la razón que tomarían primero en cuenta, si regresaran de vacaciones al país.

Los costarricenses son generalmente descritos como personas educadas, seguras de sí mismas y amistosas. Resguardan su tradicional democracia, su sentido de libertad individual y una estructura familiar muy fuerte. El carácter hospitalario es muy fuerte, así como el deseo de servicio, que nace del alma… es parte del ser costarricense.

Clima: Debido a sus cadenas montañosas, el clima puede cambiar bastante dependiendo del lugar en que se esté. En esta tierra abundan los microclimas; puede estar fresco y lluvioso en el Valle Central y al mismo tiempo soleado y cálido en la Costa Pacífica. La temperatura promedio anual es de unos agradables 22 grados centígrados en San José y lugares de altura; las noches son más frescas aún. En las tierras bajas y húmedas, la temperatura va de 21 a 32 grados centígrados.

Costa Rica es un país de dos épocas: invierno (lluviosa) y verano (seca). La época lluviosa es de mayo a noviembre, mientras que el resto de los meses (diciembre-abril), son de más sol y menos lluvia, y es también el período cuando más turistas nos visitan, la temporada alta.

Nunca se sabe a ciencia cierta lo que puede pasar de un minuto a otro o de un metro a otro. En la época lluviosa, las mañanas son generalmente soleadas y cálidas, pero a partir del mediodía la temperatura baja y empieza a llover y… ¡mucha atención! porque esto puede ser una regla. Mejor para evitar sorpresas, es recomendable llevar siempre consigo un impermeable y bloqueador solar, independientemente de la época del año que el calendario diga. A veces llueve mientras hace sol, así que ya se imaginarán como son las cosas aquí.

Idioma: El idioma oficial es el español. Todavía una pequeña fracción de la población perteneciente a algunos grupos étnicos preservan sus lenguas nativas, tal es el caso de quienes pertenecen a las culturas bribri, boruca, cabécar, ngöbe, teribe, guatuso y la población afrocaribeña con su inglés criollo. Además, con las nuevas demandas del mercado laboral y el crecimiento turístico, se ha hecho casi imprescindible que los ticos para asegurarse más oportunidades, dominen otros idiomas como el inglés, el francés y el alemán.

Como en todo país, siempre el uso del lenguaje es diferente aunque se trate de un mismo idioma. No dude en preguntar cuando alguna palabra no le sea familiar o no aparezca en su diccionario, algunas veces se excede del lenguaje “pachuco”, como se le llama en Costa Rica al conjunto de palabras propias del lenguaje popular y no reconocidas por la Real Academia Española.

Religión: La religión oficial es el catolicismo, sin embargo la libertad de culto es un derecho que tiene todo habitante de Costa Rica. Aquí convergen en armonía católicos con evangélicos, testigos de Jehová, bautistas, adventistas, judíos, musulmanes, budistas y muchas otras agrupaciones espirituales. Lo que importa es la paz, pues ningún costarricense verdadero, es amante del conflicto y por eso la tolerancia es un don característico de las personas.

Tradición democrática: En 1989, Costa Rica celebró el centenario de su democracia. Bajo esta tradición se han aprobado leyes que establecen un sistema de seguridad social con acertados derechos de propiedad y laborales. El sistema educativo es obligatorio y fue instalado en 1848. El porcentaje de alfabetismo alcanza el 97%, siendo este uno de los más altos de Latinoamérica.

La última acción militar en Costa Rica se llevó a cabo en 1949 cuando el partido gobernante rehusó hacer el traspaso de poderes y vino la Guerra Civil de 40 días. Después de negociar el cese de fuego, el presidente derrotado cedió el poder. Una de las primeras acciones que llevó a cabo José Figueres Ferrer, quien lideró la rebelión mencionada y quien gobernó el país por 18 meses, fue abolir el ejército. Costa Rica no tiene ejército desde entonces y en su lugar se instaló la Guardia Civil que sirve como policía. El país ha sido nominado dos veces para el premio Nobel de la Paz y en 1987, el dos veces y actual presidente de la nación, Oscar Arias Sánchez, recibió dicho prestigioso premio por sus esfuerzos para negociar la finalización de la guerra civil en los países centroamericanos.

El Gobierno está compuesto de tres poderes: el Ejecutivo, formado por el presidente y dos vicepresidentes; el Legislativo, conformado por 57 diputados representantes de cada uno de los cantones de las 7 provincias; y el Poder Judicial en donde se ubica el Tribunal Supremo de Elecciones, quien organiza y supervisa las elecciones cada cuatro años.

El bipartidismo ya no es la principal condición política. En las últimas 3 elecciones presidenciales se han hecho presentes numerosos grupos políticos y al día de hoy la Asamblea Legislativa es tan fraccionada que el partido de gobierno no tiene la mayoría. La actual presidenta es Laura Chinchilla del Partido Liberación Nacional, la primera presidenta mujer en la historia del país.

Economía: La agricultura fue en su época la mayor fuente de ingresos del país. Hoy día, aunque esta digna actividad continúa siendo de gran relevancia y parte de nuestra idiosincrasia, es el turismo nuestra principal fuente generadora de divisas, junto con la manufactura de componentes electrónicos para computadoras.

Aún así, es nuestro café –el famoso grano de oro de Costa Rica– uno  de los mejores del mundo. Esto lo demuestra la preferencia de los visitantes extranjeros, cada vez que compran este producto en grandes cantidades para llevar a sus países de origen para su propio consumo y también para regalar a sus familiares y amigos como recuerdo de esta fértil tierra. Hay algunos otros productos de exportación no tradicional que han ido escalando posiciones en la economía, tal es el caso de las plantas ornamentales, las fresas, piñas, mangos y la industria textil. No hay duda de que los costarricenses sentimos un gran orgullo, al considerarnos “labriegos sencillos”, inspiradoras letras de nuestro himno nacional.

En lo que es agricultura y turismo se han hecho mezclas interesantes, tal es el caso del agroturismo, en donde los visitantes viven de cerca experiencias directas con el agro costarricense, mientras disfrutan de sus vacaciones.

Aunque la economía de Costa Rica es relativamente saludable y en desarrollo, la deuda externa ha crecido enormemente y una manera creativa de saldarla ha sido la llamada "venta de oxígeno". Bajo este concepto, el país convierte su deuda en una protección a la naturaleza y a los parques nacionales.

Biodiversidad: En 51.100 Kms², este pedacito de tierra alberga el 7% de la biodiversidad del planeta en escenarios que van desde el páramo, pasando por el bosque lluvioso y hasta el bosque tropical seco. Tierra de ríos y volcanes, de cerros y llanuras, de playas espectaculares, algunas aisladas como verdaderos paraísos y otras llenas de vida, de fiesta y de sabor local. Estos son tesoros naturales que protegemos; muestra de ello, es el hecho de que una cuarta parte del territorio está bajo alguna categoría de protección dentro del llamado Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), el cual es reconocido como uno de los mejor organizados hasta el momento.

Los turistas saben que vendrán a descubrir un bosque encantado, donde podrán apreciar maravillados la inmensa variedad de flora y fauna de esta tierra privilegiada. Costa Rica se merece su nombre!!

Es de especial interés enfatizar en el bosque tropical húmedo de Costa Rica, que a nivel mundial es el más rico en biodiversidad. Con abundantes reservas forestales, la región incluye más de 2.500 especies de árboles y posee más del 50% del total mundial de plantas y especies animales. Esta región, así como es de rica en recursos naturales, también constituye uno de los sistemas más frágiles y complejos de la ecología del planeta. Al mismo tiempo, representa una de las últimas fronteras de la agricultura para aquellos que buscan tierras vírgenes y nuevas oportunidades.

La presión que se tiene sobre estos recursos es enorme, pues no hay duda de que dependemos de esta región para alimentar a la creciente población humana. Sin embargo, los costarricenses hemos entendido que es más provechoso tener un árbol en pie, que troncas de madera a la venta.

Para nosotros es un reto y una satisfacción al mismo tiempo, saber que con el turismo sostenible, rural y comunitario, tenemos en nuestras manos la herramienta perfecta para proteger la más importante fuente de agua en el planeta y resguardar los recursos genéticos que son cruciales para el mejoramiento de la agricultura, la medicina y generar oxígeno para mantener la vida. Este es nuestro legado para las futuras generaciones.

Volver arriba