seamos turistas autenticos


Queremos que los Turistas Auténticos se identifiquen con el siguiente poema inédito del costarricense Minor Arias Uva (Premio Carmen Lyra de literatura), y quien encontró inspiración en nuestra filosofía:

TURISTAS AUTÉNTICOS
Su presencia es indispensable en este país de dos mares y siete provincias

Costa Rica es un canto verde
en peligro de extinción.

Los edificios galopan
por nuestras playas y montañas
como furiosos gigantes.

Mientras delfines, tortugas y jaguares,
se ahuyentan por tan violenta luz.

Los turistas auténticos
escapan del cemento y la mecanización,
no esperan caparazones de silencio falso.

Ellos buscan la carreta colorida de giros musicales,
patrimonio de la humanidad.
Aman nuestra gente de sonrisas espontáneas
y manos extendidas.

Nuestro anhelo de paz,
el gallo pinto y la natilla.

El cafetal, la pulpería,
la plaza de fútbol
llena de niños en tardes de verano.

Los volcanes, centinelas milenarios
de nuestros hermanos indígenas.

Quieren compartir el tamal
como una sorpresa navideña,
la cajeta de coco,
el agua de pipa.

Añoran los caminos sencillos
que serpentean por valles y paisajes,
y que los acercan a nuestra madre selva.

 

Bienvenido a mi país,
siéntase usted como nosotros,
hermano de quetzales, yigüirros y dantas,
de orquídeas, armadillos y flamingos,
de aromas y sonidos primigenios de la tierra.

Bienvenido a mi país,
sus manos también son semillas.